Rodaballo, con un toque diferente

Viernes por la tarde… y decido ir a la pescadería, son las 19h., hora que traen el pescado fresco. Después de pensar en ideas, voy en busca de un rodaballo… y he tenido suerte: hay uno de 3 kg. pero yo no necesito tanto y mi amiga de la pescadería me lo arregla para que pueda quedarme con menos, es decir 1,3 kg. Escojo un puñado de almejas y unas gambitas (está vez congeladas, porque esta semana es temporada de veda) y un poco de perejil (que siempre va bien).

Después aprovecho a ir a la frutería, antes de que cierren, y compro unas alcachofas aprovechando que es la temporada, unos limones y unos ajos tiernos.

Ya son las 20.30h. tengo tiempo suficiente para preparar un plato diferente… y pongo en el congelador un ratito a enfriar una botella de vino blanco, porque este plato se merece un buen vino, y me pongo manos a la obra: Preparados, listos y ya!

Empiezo preparando las alcachofas, las limpio y corto, las dejo que hiervan en un cazo con agua y un poco de sal durante 15 minutos, para que queden blanditas. Una vez hervidas las retiro y guardo un poco del agua donde se han cocinado. Mientras en un cazo con agua y sal, dejo las almejas que desprendan la arena, durante 25 minutos.

Durante ese tiempo aprovecho para cortar los ajos tiernos a laminas.

En un sartén baja de 22 cm. de Le Creuset  meteremos las alcachofas (cortadas en 4), junto con un poco de zumo de medio limón, el agua sobrante de la alcachofa y un poco de harina (aprox 100 gr.), sal, pimienta y removemos hasta que se convierta en una salsa homogénea.  Una vez terminado, preservamos en un plato a parte. Limpiamos la sartén y  la utilizamos para cocinar las almejas junto con los ajos tiernos y un chorrito de aceite a fuego alto. Sal, pimienta, y una vez abiertas las retiramos (la salsa sombrante de las almejas la añadiremos a la salsa de las alcachofas para que le de mas sabor.

En un sartén baja de De Buyer de 24 cm.  a un ladito cocinamos las gambitas (3 por persona) y 4 ajos tiernos dejándolos enteros (que nos servirán para emplatar) y con un chorrito de aceite.

Después cocinamos el filete de rodaballo (no quitéis la piel, que tostadita está muy rica), fuego alto y calcula unos 3 minutos por lado.

Empezamos colocando la pieza de rodaballo en el centro, con un poco de perejil recién cortado, añadimos las almejas y las gambas encima de la pieza de pescado y el tronquito del ajo tierno, añadimos la salsa por encima de las alcachofas y añadimos las alcachofas aún lado, que nos servirán de guarnición.

Ojo! El vino que está en el congelador… Chin! chin!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *